Fiestas y tradiciones

* Nota: Podéis hacer click en las imágenes para verlas más grandes. 


A pesar de su relativa juventud (porque debemos recordar que nuestro pueblo apenas sobrepasa los 60 años de edad), Guadiana del Caudillo es un municipio rico en fiestas y tradiciones. Repasemos cronológicamente los acontecimientos que, desde comienzos de año hasta el final del mismo, hacen que nuestros vecinos salgan a las calles vestidos con sus mejores galas, dispuestos a pasárselo bien en jornadas de recreo y alegría tanto para los más grandes como para los más pequeños. 

Nada mejor para comenzar que una fiesta en la que la ilusión es la gran protagonista. En la Cabalgata de Reyes celebrada cada 5 de enero, las carrozas de Melchor, Gaspar y Baltasar desfilan por Guadiana anunciando su llegada, cargadas de regalos y montones de caramelos que se reparten entre los niños (y no tan niños) para endulzar una noche mágica para todos. 

Febrero es el mes de los Carnavales y Guadiana los celebra con energía y mucha participación. Son varias las actividades que tienen cabida aquí: las satíricas actuaciones de las murgas, una vibrante tamborada y, sobre todo, varios desfiles en los que comparsas y particulares lucen sus trajes por nuestras calles. Aquí hay de todo, desde grandes grupos que portan elaborados disfraces mientras ejecutan coreografías que han ensayado durante meses, hasta grupos más reducidos de amigos que sólo desean pasárselo bien con trajes más modestos y mucho sentido del humor. La mezcla de ambas formas de vivir el Carnaval es lo que le da buena parte de su gracia y lo que convierte a esta fiesta en algo tan especial y que llama a tanta gente a participar, ya sea desfilando o como espectadores. También se organizan sendos pasacalles para todos los niños del pueblo en general y para los pequeños alumnos de educación infantil en particular.  Y todo culmina con el tradicional Entierro de la sardina, un paródico responso con el que se da fin al Carnaval y que se festeja en la Caseta Municipal con sardinas a la brasa para todos los asistentes.  

La mayoría de nuestras celebraciones tienen orígenes religiosos o simplemente lúdicos, pero también tenemos otras fiestas con un componente más social. Un buen ejemplo es la celebración del Día de la Mujer Trabajadora, que tiene lugar el 8 de marzo (o días posteriores) y en la que todas las mujeres de nuestro pueblo pueden disfrutar de representaciones teatrales y degustaciones de dulces. 


Como decíamos antes, existe en Guadiana del Caudillo una importante devoción religiosa entre los vecinos, y buena prueba de ello es la participación de la mayoría de ellos durante las celebraciones de la Semana Santa en nuestro pueblo, que suelen tener lugar entre finales de marzo y principios de abril. Durante estos días tienen lugar en Guadiana varias procesiones: un Acto penitencial con Rosario y Viacrucis por las calles del pueblo, la Entrada Triunfal en Jerusalén (con la recién bendecida imagen de la Borriquita), la Procesión de Jesús Nazareno, la Procesión del Encuentro, la del Santo Entierro, la del Silencio con Ntra. Sra. de la Soledad y la Solemne Vigilia de Resurrección del Señor. Además, se realizan otras actividades como la ocasional representación de La Pasión: Cristo, misterio de Pasión y Vida, interpretada por vecinos de Guadiana, talleres de dulces típicos de Semana Santa, proyecciones de cine en la Casa de la Cultura, un concurso de poesía y relatos dedicados a la Virgen de la Soledad, exposiciones y una Romería que culmina en la Charca Piedehierro.

Es también en esta Charca donde tiene lugar una de las celebraciones más recientes de nuestro pueblo, pero que cuenta ya con varias ediciones a sus espaldas: el 1 de mayo los vecinos pueden disfrutar de la belleza equina gracias al Día del Caballo, donde tienen cabida exhibiciones ecuestres, pasacalles, concursos de doma y de cinta, bailes y actuaciones musicales. Poco a poco esta fiesta se va convirtiendo en un referente comarcal.

También durante mayo (día 15) tenemos una de las fiestas por excelencia de Guadiana, una celebración que a lo largo de nuestra historia ha ido variando de forma y que ha vuelto a sus orígenes. Hablamos de la Romería de San Isidro, en la que el santo es llevado hasta la Charca Piedehierro acompañado por carrozas engalanadas por los vecinos (ataviados, a su vez, con el traje regional). Allí se celebran una misa en honor a San Isidro y otras actividades.

Con el Festival Joven llegamos a junio, mes en el que empieza a notarse el calor que azota nuestras tierras extremeñas y que es propicio para un evento de estas características: desde la tarde del sábado hasta que el cuerpo aguante, los guadianeros y guadianeras más jóvenes (aunque no tienen por qué serlo) se concentran de nuevo en la Charca Piedehierro para divertirse al son de grupos musicales de toda la región, espectáculos de percusión y sesiones de DJs autóctonos que hacen bailar a los asistentes hasta bien entrada la madrugada. Además, el Festival Joven ofrece la posibilidad de acampar libremente en la Charca, por lo que el clima de convivencia está más que asegurado.


El Corpus Christi, también en junio, es una de nuestras tradiciones más bellas y que tienen mayor seguimiento: durante este día, en el que la Iglesia celebra la Eucaristía, las asociaciones culturales decoran las calles con altares, alfombras de pétalos de flores, césped, serrín, juncia y sales coloreadas con las que realizan dibujos conmemorativos, para que los niños que han hecho la Primera Comunión, liderados por nuestro párroco, paseen por el pueblo proclamando su fe.


En julio, con la llegada de las vacaciones escolares, es indispensable ofrecer una oferta con la que los niños puedan entretenerse y mantenerse activos. Por ello, además de la apertura de la Piscina Municipal (que ofrece cursos de natación tanto para los más pequeños como para los adultos),  la Concejalía de Cultura del ayuntamiento organiza distintos talleres en la Plaza Mayor: de pulseras, fotografía, decoración con sal de colores... Además, tenemos actuaciones musicales, cine gratuito y al aire libre proyectado sobre una pantalla gigante en la Plaza y, para finalizar el mes, el Día del Abuelo, en el que los mayores y sus nietos participan juntos en varias actividades y se realizan paseos en burro para los niños.


Siguiendo con la misma intención de entretener a aquellos que tengan la suerte de disfrutar de vacaciones, agosto llega cargado de opciones recreativas enfocadas a todos los vecinos: actividades en el Centro de Día, varios talleres (por ejemplo, de fabricación de carteras y monederos, decoración de camisetas, cocina saludable para niños...), actuaciones musicales, bailes y fiestas. Pero, sobre todo, lo que lleva años destacando en nuestro pueblo durante el mes de agosto son las galas en las que se implican muchos de nuestros paisanos: desde los más pequeños hasta los más adultos, numerosos vecinos se suben al escenario para ofrecernos actuaciones musicales y caracterizaciones que hacen que todo el pueblo se divierta e incluso se asombre.

Septiembre es otro mes fuerte en nuestro pueblo: el día 8, como no podía ser de otro modo, nos unimos a la celebración del Día de Extremadura, durante el cual es costumbre realizar una marcha ciclista a la que se apuntan cientos de vecinos, demostrando el tirón que tiene aquí el deporte. Después, para reponer fuerzas, nada mejor que probar alguna de las delicias que las asociaciones preparan en la Jornada del Tomate, quizá el producto más característico de nuestra tierra y con el que se pueden elaborar verdaderos manjares. Todo ello sirve de aperitivo a la otra gran fiesta de Guadiana, la Feria y Fiestas en honor a la Virgen de la Soledad, que tienen lugar a mediados de septiembre y que suponen posiblemente la mayor celebración que se produce en nuestro pueblo durante todo el año. Durante varios días, todos nuestros habitantes tienen opciones de ocio: juegos para niños y mayores, obras de teatro, bailes, celebraciones religiosas, conciertos, sesiones de DJs, numerosas casetas y atracciones (las que aquí conocemos popularmente como "cacharritos") y, por supuesto, una bonita quema de fuegos artificiales. Es tal la intensidad de esta fiesta que los guadianeros y guadianeras necesitan unos meses para descansar, dejando octubre y noviembre como periodo de relajación antes de que lleguen las Navidades.


Y es que aquí la Navidad Cultural la celebramos también como debe ser. Por supuesto, estas fiestas están marcadas por su carácter eminentemente religioso, de ahí que dentro de este mes se celebre también un Certamen de Villancicos. Pero hay muchas más actividades: una tómbola solidaria, un taller de percusión, el concurso "Cuéntame cómo pasó" (en el que varios grupos de amigos compiten por demostrar quién sabe más sobre cultura popular), la gala "Tu cara me suena" (protagonizada una vez más por nuestros vecinos, caracterizados como sus artistas favoritos y llevando a cabo imitaciones de ellos)... Por otro lado, demostrando otra vez la pasión por el deporte que siente Guadiana, también tienen cabida durante este mes un Torneo de Fútbol Sala y la ya célebre Guadiatón, una maratón en la que participa un gran número de atletas aficionados e incluso alguno que se dedica profesionalmente a ello, clara prueba de la importancia que está adquiriendo poco a poco este evento. Y así llegamos a Fin de Año, momento en el que dejamos atrás todo lo que ha sucedido durante los 365 días previos y empezamos de nuevo, en una rueda que queremos que siga girando durante mucho tiempo para todos los guadianeros y guadianeras y que nos lleva de nuevo a la casilla de salida de esta sección, a la Cabalgata de Reyes con la que cada año volvemos a restaurar nuestra ilusión por hacer de Guadiana un sitio cada día mejor.