ad

Bendición del Portal de Belén de la Casa de la Cultura


El domingo 8 de diciembre se celebró la bendición del Portal de Belén instalado en la Casa de la Cultura y elaborado por el Grupo Belenista de la Asociación Cultural "Guadiana Viva", con la colaboración del Ayuntamiento de Guadiana y el Grupo de Teatro "Guadiana Viva"


Los Dioramas fueron bendecidos por nuestro párroco, D. Miguel Sánchez Murillo.


La persona al frente del Grupo Belenista, José Luis López Chaparro, nos ha enviado este texto donde se explican las características del diorama principal de la exposición:

Estamos ante un belén artístico pensado para ser contemplado desde una sola cara y jugando con las luces y perspectiva para crear profundidad y lejanía. Nos encontramos en el interior de una cueva que sirve como redil para guardar al rebaño de ovejas. Hasta allí ha llegado la Sagrada Familia para que nazca el hijo de Dios. Las figuras de San José y María están sobreelevadas para destacar su importancia, y la figura de Jesús, además, sobreiluminada resaltando la figura más importante dentro del belén.
Observamos cómo una de las ovejas se despega del rebaño; se ha dado cuenta de lo que está ocurriendo y quiere observar de cerca la escena. Simboliza al “cordero de Dios”. En el primer plano del rebaño podemos ver cómo una de las ovejas mira fijamente al espectador, lo está invitando a entrar en el belén, a que no seamos simples observadores, sino que entremos a formar parte de ese gran “rebaño” que es la familia cristiana.
Al fondo vemos cómo se va acercando la caravana de Reyes Magos. Dos curiosidades podemos observar en esta caravana: por un lado, el Rey que la encabeza es Baltasar, al que habitualmente vemos siempre el último. Por otro lado, no vemos al tercer Rey, este viene por la calle que está en frente, podemos vislumbrar la cabeza de su camello, y cómo el paje del Rey Melchor lo señala con el dedo, indicándonos por dónde aparecerá en la escena.
Un gran mar remata este belén, dónde podemos observar cómo dos niños juegan en la arena junto a una barca varada, ajenos a todo lo que está ocurriendo a sus espaldas.
Deseamos que disfruten con la contemplación de este Belén.



    

No hay comentarios